La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

La colección más grande del mundo de barcos a escala hechas por un mismo modelista

domingo, 16 de abril de 2017

USS Juneau CL-52


Escala 1:700 Marca Dragon (Score 5/10)





El 3 de enero 1942, los cinco hermanos Sullivan de Waterloo (Iowa), se alistó en la Marina estadounidense. George, Francis, Joseph, Madison y Albert, se unieron a la marina de guerra. Los hermanos querían estar juntos, así que pidieron permiso para servir en el mismo barco, el crucero USS Juneau. Al principio lucharon en el Atlántico Norte y en el Caribe, y luego partieron hacia Guadalcanal.
La Batalla de Guadalcanal fue una de las peleas más importantes de la Segunda Guerra Mundial. Japón quería el control de la isla para construir una base estratégica, y las fuerzas de EE.UU. y aliados emprendieron una campaña para detenerlos. La batalla duró dos meses. Los aliados tenían  cinco cruceros, entre ellos el Juneau , y ocho destructores.. El 13 de noviembre, justo después de la medianoche, apareció una escuadra japonesa compuesta por un crucero ligero, dos acorazados y once destructores, los radares aliados no pudieron mostrar la ubicación de las naves enemigas.
El Juneau fue alcanzado por un torpedo, por lo que partió hacía Pearl Harbor, pero el barco sólo podía viajar a  una velocidad de 18 nudos, y llegar a Pearl Harbor parecía imposible. Así que un par de horas más tarde, el Juneau dio la vuelta y se reincorporó a la batalla.  El Juneau  fue alcanzado de nuevo y se hundió casi de inmediato.

Alrededor de 600 hombres murieron de inmediato, entre ellos cuatro hermanos Sullivan: Francis, Joseph, Madison, y Albert. El hermano mayor, George, fue herido gravemente, pero abandonó el barco en un bote salvavidas. Cien hombres del barco continuaban vivos, pero con todo en contra.

El capitán del USS Helena otro barco inmerso en la batalla, aviso por radio del hundimiento del buque, situando la posición para su rescate y solicitó la asistencia de aeronaves. Por desgracia, el mensaje nunca llego a su objetivo.
Durante una semana los supervivientes del Juneau tuvieron que luchar contra el clima, el agotamiento, y los tiburones. Muchos murieron por las heridas que habían sufrido. Sólo tres botes salvavidas llenos de gente estaban en buenas condiciones tras el transcurso de este tiempo, y los tiburones hacían círculos en cada uno de ellos, esperando que alguien cayese al agua.

Las heridas de George eran graves pero no mortales. Él podría haber sobrevivido, pero fue atacado por un tiburón, el último hermano Sullivan había perecido. Cuando un buque de rescate llegó a la zona, había solo 10 sobrevivientes.

En Waterloo, los padres de los Sullivan no sabían que sus hijos habían muertos. El ejército de EEUU, guardaba silencio por los inmensos daños que habían sufrido en la batalla. Los padres de los Sullivan sospechaban que algo andaba mal cuando dejaron de recibir cartas de sus hijos. Ellos no recibieron una notificación oficial hasta el 12 de enero 1943. Dos meses después de la muerte de sus hijos.

La nación lloró la pérdida de todos a bordo del Juneau , pero sobre todo el sacrificio de la familia Sullivan. El Papa Pío XII envió sus condolencias. El presidente Franklin D. Roosevelt escribió una carta a los padres Sullivan en la que les decía, "Estoy seguro de que todos lucharon codo con codo" El presidente Roosevelt también preguntó la señora Sullivan si le daba permiso para bautizar un nuevo destructor, con el nombre de USS The Sullivans, a lo que la madre aceptó.
La Marina otorgó a los hermanos varias medallas póstumas, incluyendo el Corazón Púrpura, la Medalla de la Victoria... Thomas y Alleta padres de los fallecidos, siguieron siendo  firmes partidarios de la guerra, y comenzaron una gira para promocionar la compra de bonos de guerra.
La casa donde crecieron los hermanos Sullivan ya no existe. En su lugar se encuentra un parque dedicado a la familia. Una película sobre el sacrificio de los hermanos Sullivan, "The Sullivans" fue estrenada en 1944 y fue nominada para un Oscar al mejor guión original. La película "Salvar al soldado Ryan" se inspiró en parte en la muerte de estos hermanos, aunque con una historia distinta.

Características
Tipo: Crucero ligero
País: EE.UU.
Desplazamiento:
     6.000 toneladas carga estándar
     8.340 toneladas carga máxima
Dimensiones:
     Eslora: 164,90 m
     Manga: 16,15 m
     Calado: 6,25 m
Propulsión: 2 hélices, 2 turbinas Westinghouse, 4 calderas Babcock y Wilcox, 75.000 CV.
Velocidad: 32,5 nudos
Autonomía: 8.500 mn a 15 nudos
Tripulacion 623
Armamento:
   16 cañones de 127/38 mm Mk 12, en ocho montajes dobles
   12 piezas AA de 28/75 mm en tres montajes cuádruples (en CL-51 y CL-52, 16 cañones en
cuatro montajes en CL-53 y CL-54)
    8 cañones 20/70 Oerlikon en afustes simples
    8 tubos lanzatorpedos en dos montajes cuádruples de 533 mm Mk 15
Blindaje:
    Cintura: 95 mm
    Cubierta: 32 mm
    Torres: 32 mm
Ala embarcada: 3 hidroaviones SC-1, una catapulta
Unidades: USS Atlanta (CL-51), USS Juneau (CL-52), USS San Diego (CL-53), USS San Juan
(CL-54)
Historial
CRUCERO LIGERO NORTEAMERICANO CLASE ATLANTA

En los últimos años de la década de los 30, la US Navy diseño y construyo un nuevo tipo de
crucero a caballo entre los cruceros ligeros y los super-destructores tan en boga en años
precedentes. El diseño, que había nacido aún bajo las limitaciones del Tratado Naval de
Londres intentaba aunar en un buque de apenas 6.000 toneladas capacidades antiaéreas y
antisuperficie para sustituir a los viejos Omaha.

Se planificaron cuatro unidades que deberían ser seguidas por otras cuatro un tiempo más
tarde, sin embargo, una vez más el ataque de Pearl Harbor precipitó los planes navales
norteamericanos dando lugar a once navíos en tres clases distintas, la Atlanta propiamente
dicha, la clase Oakland y finalmente la clase Juneau.

La protección era apenas testimonial confiando a la velocidad más que al blindaje la
supervivencia de la nave, su armamento tampoco era excesivo, con 8 torres dobles de 127
mm, semiautomáticas y como en todos los buques norteamericanos, de doble uso.

Se ha criticado a menudo la pobre capacidad ofensiva de estos buques y es una crítica
acertada ya que en principio debieron ir amados con las nuevas torres de 152/47 mm, pero las
necesidades de la guerra obligaron a esta solución, tampoco la artillería secundaria inspiraba
demasiada confianza ya que las torres de 28/75 mm se mostraron insuficientes para afrontar la
amenaza aérea de la guerra.

Tampoco sus otras prestaciones fueron las esperadas, con velocidad inferior a la esperada y
malas capacidades marineras, se suponía que la propulsión de 75.000 CV sería suficiente para
alcanzar los 40 nudos dado su desplazamiento y su tamaño, pero en las pruebas iníciales el
Atalanta apenas alcanzó los 34 nudos

Las cuatro unidades de la clase USS Atlanta, USS Juneau, USS, San Diego y USS San Juan
fueron enviados con urgencia a las Salomons en febrero del 42. Dos unidades fueron hundidas
en los combates cerca de Guadalcanal, el USS Atlanta y el USS Juneau.

Tras esta batalla el resto de la clase se dedicaron a protección antiaérea de los Grupos de
Batalla, tarea en la que también decepcionaros y posteriormente como lideres de grupos de
destructores.